viernes, octubre 28, 2005

Un nuevo comienzo

Parece que la maldad hubiera triunfado. ¿Qué podrías haber hecho? Las cosas no estaban en tu control. Era lógico, era lo previsible. Era una fuerza más grande. Estaba aprovechándose de la debilidad. Tal vez no había manera de escapar. Además tenía un aliado al interior. Un infiltrado que le estaba ayudando. ¿Quien podría haberse dado cuenta? Era la persona de confianza. Confiabas en sus capacidades, confiabas en su sabiduría, confiabas en que estaría del lado del bien.



¿Cómo podrías haberte dado cuenta que no era solo una fantasía?
¿Cómo podrías saber que la historia del cine estaba pasando en tu vida? ¿Cómo podrías saber que la lucha por el bien y el mal se estaba dando en tu corazón? No era muy lógico. No era muy verificable. Pero era cierto. Estaba escrito desde la antigüedad.

Ahora quisieras escapar. Quisieras acostarte en tu cama y olvidar todas las cosas. Que al despertar tu vida fuera diferente. Quisieras buscar una nueva vida. Comenzar de cero. Te hubiera gustado ir a un sitio donde nadie te conociera. A donde pudieras comenzar una nueva vida. Quizás pensaste en cambiarte de nombre. En cambiar de amigos, de trabajo, de casa, de pais, de ….. Pero algo te detiene. Llevas en tu interior algo que no te permite dar ese paso. Llevas una carga de la que no te has podido deshacer. Te han dicho que el tiempo lo cura todo, pero ya estas cansado de esperar.

Solo levanta tus ojos, hay una nueva esperanza. Las antiguas verdades siguen siendo válidas. La Biblia dice en Juan 3:3 que Jesús de Nazareth dijo “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.” ¡Un nuevo nacimiento! Eso era lo que estabas buscando. No solamente un cambio externo. No solo un cambio social. No solo un cambio laboral, ni tampoco sentimental. Es un cambio radical. ¿Cómo más podrías cambiar de vida sino es naciendo de nuevo? Sería ideal. Sería espectacular poder comenzar de cero. Olvidar el pasado. Cambiar completamente de vida. Que las cosas que soñaste pudieran convertirse en realidad.

¡Y es tan fácil y sorprendente!. No tienes que entrar otra vez en el vientre de tu madre. Jesús dijo en Juan 3:5-6 De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.” No lo digo yo. No lo dicen los sicólogos. No lo dice la cultura popular. Son las palabras del Hijo de Dios. ¡Tienes que nacer de tú espíritu!.


¿Por qué no simplemente le crees y te abandonas en sus manos como un niño? ¡El sabe como cuidarte! Dale la oportunidad de demostrar que lo que Él dice es cierto. Está confirmado por 2000 años de historias en personas como tú y como yo.

Sólo escríbenos a lacuevadeadulam@gmail.com, nos gustaría saber de tu decisión de cambiar de vida.

martes, octubre 25, 2005

Heroe

Muchas veces he soñado con ser alguien diferente. Tal vez con ser el protagonista de una película de acción. Con lograr hazañas dignas de mencionar. Algunas veces soñe con tener superpoderes. Con poder hacer cosas más allá de lo normal. ¿Tu no? ¿Cual fue tu superheroe favorito? ¿Nunca vez quisiste ser el más fuerte, el más rápido o el más astuto?. ¿Quisiste conducir un batimovil, tener la capacidad para crear cosas de la nada, ser capaz de soportar dolor intenso, ser capaz de cambiar el curso de la historia.?

Pero un día crecemos y creemos que esos sueños son solo ideas de infancia. Que esas cosas nunca pasan en la realidad y que los heroes realmente no existen. Que no hay tales superpoderes, ni tales artefactos, ni tales capacidades. Que son solo posibles en la imaginación de los niños.

Pero eso no es tan cierto. Dios le dió al hombre un poder grande atado a su voluntad. Y cuando esta se alínea con la voluntad de Dios algo sobresabliente puede ocurrir. La Biblia dice en 2 Samuel 23:11-12

"Después de éste fue Sama hijo de Age, ararita. Los filisteos se habían reunido en Lehi, donde había un pequeño terreno lleno de lentejas, y el pueblo había huido delante de los filisteos. El entonces se paró en medio de aquel terreno y lo defendió, y mató a los filisteos; y Jehová dio una gran victoria."

Esta es la única referencia por nombre que tenemos de Samá. Es la única vez que la Biblia se toma la molestia de hablar de él por nombre propio. Pero aún así, a mi me impresiona. Me impresiona que haya alguien decidido a defender pequeñas cosas. Que haya alguien capaz de defender posiciones insignificantes. Y más aun me impresiona que quienes se deciden a defender pequeños campos, reciban de Dios grandes victorias. ¿No es acaso sorprendente la contraposición de adjetivos? En un campo pequeño Dios da una gran victoria.

Parece que Dios no solo se acuerda de las grandes guerras, sino también de los que han decidido defender los pequeños campos. ¡Cuanto nos hace falta en estos días hombres y mujeres decididos a no retroceder ante las acechanzas del enemigo! ¡Cuanto nos hace falta que alguien decido defender los principios que para otros son solamente pequeñeces sin importancia!

Y entonces que quiero yo ser? Quiero ser uno de esos que no necesitó de una gran guerra para obtener una victoria. Quiero ser de esos que no desprecian la defensa de los pequeños campos. Quiero ser de esos que creen que en las pequeñas luchas pueden haber grandes victorias. Quiero ser uno de esos que no necesitó que otros lo siguieran para defender lo que estaba a su alcance. Quiero ser uno de esos heroes que Dios puede recordar con nombre propio. Quiero ser alguien que haga de su vida algo útil para el reino de los cielos.

¿Y tu quien quieres ser? ¿Qué quieres hacer con los días que tengas sobre la tierra?

La Mascarada

LOS MAESTROS DE CEREMONIA

El Zorro-007
Mr. Pig
Dr. Sonrisas






Los Concursantes












¿Finalmente quien ganó?

Las Danzas










La Música


Salida de emergencia necesito hoy,.....

Los
Enmascarados




¿Quién es quién?






¿Y eso que no quería venir....?

¡75 papelitos!
¿Si o No?










¿También vinieron los Power Rangers o fué que Piolín contrajo la Gripa Aviar?





Aunque te escondas detrás de esa máscara, yo sé quien eres...

¿Por qué una mascarada?

¿Cuál era el objetivo de una mascarada? No era simplemente el de integrarnos, conocernos y pasar un rato agradable.


Lo que queremos transmitir es que pasamos la vida relacionandonos a través de máscaras. mostramos que alegria, cuando en verdad tenemos tristezas. Mostramos fortalezas cuando en tenemos debilidad. Nos escondemos detras de una imagen para protegernos de lo que el mundo pueda hacer.

Pero no queremos seguir así. Queremos mostrarnos como somos. Queremos mostrar lo que Dios ha hecho. Queremos que en nuestras debilidades el poder de Dios se vea. Queremos que en nuestras tristezas, el gozo del señor sea nuestra fortaleza. Queremos dejar de escondernos en una máscara para que la gente no vea como somos en realidad. Queremos ser lo que Dios quiere que seamos.

Si quieres ver más de lo que pasó ese día mira el siguiente artículo.

¿Por qué se llama este lugar la Cueva de Adulam?


La Biblia dice en 1 Samuel 22:1-2

"Yéndose luego David de allí, huyó a la cueva de Adulam; y cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, vinieron allí a él. Y se juntaron con él todos los afligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y fue hecho jefe de ellos; y tuvo consigo como cuatrocientos hombres."

Imaginate lo que significa estar huyendo, estar perseguido por alguien más fuerte que tú. Tal vez estarías deprimido, angustiado, sintiendote solo y abandonado. Probablemente pensarías que Dios se olvidó de tí. ¡Y para completar ahora vienen a tí 400 con problemas peores.! ¿Qué clase de ánimo podrías recibir de ellos? 400 endeudados que solo piensan en que lo han perdido todo. 400 afligidos cuyo corazón ya no encuentra razones para seguir adelante, que tal vez solo quieren compasion. 400 amargados que solo saben quejarse de la situación. ¡Y te hacen el jefe de ellos.! ¡Soy el Jefe de los endeudados, aflijidos y amargados.! dijo David.... como si no tuviese problemas, ahora tengo 400 que creen que yo los puedo ayudar...

Si yo tuviera que escoger un ejercito para defenderme, no escogería uno de afligidos, endeudados y amargados. Definitivamente no sería buena idea. Si yo estuviera deprimido no buscaría a otros que esten igual o peor que yo. Buscaría a unos que tuvieran mejor ánimo. Que me dijeran que no hay problemas que no se puedan solucionar.

Pero Dios usa medios que no entendemos para mostrarnos su poder. Es aquí, en la cueva de Adulam, donde se forman los valientes. ¿Quien iba a creerlo? Pero fue cierto. La biblia dice en 2 Samuel 23:13-17

"Y tres de los treinta jefes descendieron y vinieron en tiempo de la siega a David en la cueva de Adulam; y el campamento de los filisteos estaba en el valle de Refaim. David entonces estaba en el lugar fuerte, y había en Belén una guarnición de los filisteos. Y David dijo con vehemencia: ¡Quién me diera a beber del agua del pozo de Belén que está junto a la puerta!
Entonces los tres valientes irrumpieron por el campamento de los filisteos, y sacaron agua del pozo de Belén que estaba junto a la puerta; y tomaron, y la trajeron a David; mas él no la quiso beber, sino que la derramó para Jehová, diciendo: Lejos sea de mí, oh Jehová, que yo haga esto. ¿He de beber yo la sangre de los varones que fueron con peligro de su vida? Y no quiso beberla. Los tres valientes hicieron esto."

¿Qué fue lo que convirtió a tres endeudados, afligidos y amargados en tres valientes capaces de entrar hasta los más profundo del campamento enemigo? ¿Qué fué lo que hizo que hombres que creen que no valen nada puedan lograr grandes hazañas? ¿Qué fué lo que pasó en la Cueva de Adulam que cambio la manera de vivir de estas personas?

Eso es lo que esperamos transmitirte en este sitio. La posibilidad de un cambio de vida. La posibilidad de hacer algo útil y grande con tu existencia.

Seguimos en contacto

miércoles, octubre 19, 2005

Me he vuelto incrédulo.

He dejado de creer que ...
  • El mundo tiene la razón, por el simple hecho de justificarla con una mayoría. A veces la ceguera es contagiosa.
  • Las únicas razones que debemos aceptar son aquellas que caben en nuestra mente. Si eso fuera cierto, el universo sería gobernado por mi razón. Pero es al revés mi razón debe acomodarse al universo.
  • Hay asuntos insignificantes, pues en los pequeños campos Dios puede dar grandes victorias.
Y cuendo deba escoger entre los argumentos del mundo y las razones de Dios ¿Por qué creerle al mundo?